martes, 13 de enero de 2015

Mecánico lunes.

Íbamos recorriendo ideas entre las arrugas de las sábanas, nos íbamos de viernes a domingo en la noche cuando tenía que volver al aburrido lunes, lejos de tu cuerpo.  Y empezaba así mi lunes mecánico con una grande esquina del libro doblada en una página de mi memoria. En esa página estaba la sonrisa y las manos entrelazadas, la nariz arrugada y el día tan lluvioso afuera pero todo tan soleado adentro en la playa de la cama que nos dibuja nuevas realidades llenas de suspiros, fuego y brillo en los ojos que se esconden detrás del párpado cerrado por el beso que se acerca y debe sentirse en el silencio de los labios, en la oscuridad de cerrar la mirada mientras mi ser se sumerge en tu energía.

Y quiero un poco más de eso, pero me siento tonta por quererte, porque querer vuelve a la gente tonta y yo puedo ser todo menos eso: una tonta. Pero estoy en la incertidumbre, sentada al lado de la ventana de mi cuarto mientras intento raspar el azúcar del fondo de la taza y te pienso como la tonta que no quiero ser, y soy, porque no sé si estaré equivocada conmigo o contigo, si es un rotundo sí o un no sé. Mientras tanto espero que nuestra conversación te haya vuelto menos ecléctico en los labios y las camas, pero quién sabe, nadie te sabe ya. Tal vez el martes vuelva todo a la normalidad, tal vez la página se pierda y espere a que el viernes todo vuelva a empezar.


5 comentarios:

  1. Parece un sinfín de canciones a la vez. Parece la escena de una película o a lo mejor, diez a la vez.
    No te sientas tonta; el amor no busca tontos (o sí). Pero hay veces que es mejor una retirada a tiempo del campo de batalla. Y superar el no volverá a empezar.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  2. De calendarios entiendo poco, de esa ficción de días de semana. Pero de estupidez, me voy doctorando. Y, al final, uno resulta tonto por querer y absolutamente imbécil por no querer. En esa encrucijada nos movemos. Feliz martes, o lo que sea.

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado más el primer párrafo que el segundo.
    Yo soy de las que cree que el amor nos hace más inteligentes. Si te apetece, y te gusta el teatro échale un vistazo a "La dama boba" de Lope de Vega. (Hay una versión de la obra en película española, demasiado genial y con actorazos!)
    Un abrazo fuerte desde Madrid.

    PS: Escribo como anónimo (porque me da perecísima meterme en blogger, pero soy Pat del blog de Demasiado Entrometidos!)

    ResponderEliminar

Si vas a comentar sin haber leído o sin haberte tomado el tiempo de apreciar este espacio, te pido que te retires, este lugar no es para promocionar tu Blog.